CMPC enfrenta incendios rurales

CMPC enfrenta incendios rurales

CMPC enfrenta incendios rurales

El Área de Protección Forestal de la compañía cuenta con departamentos de análisis de datos, una Central de Incendios que funciona las 24 horas del día y con la Unidad de Operaciones de Combate con más de 1.200 brigadistas, 21 aeronaves, 80 pilotos, 100 torreros, además de recursos humanos y técnicos especializados. También es parte de la Red de Prevención Comunitaria, instancia gestionada por juntas vecinales e integrada por diversas organizaciones públicas y privadas. 

En diciembre, un mes antes de lo estimado, partió la temporada de incendios en Chile, sumándose un factor recurrente y lamentable, el hecho de que la mayoría de los siniestros son causados por personas, ya sea por negligencia, vandalismo o intencionalidad. Es por esto, que el Área de Protección Forestal de la compañía forestal CMPC está trabajando hace varios años la silvicultura preventiva, instancia que ha permitido intervenir zonas de interfaz (límite entre lo urbano y rural) para prevenir incendios, además de vincularse y ejecutar acciones junto a vecinos. 
Esta área, además de la silvicultura preventiva, cuenta con departamentos de análisis de datos, una Central de Incendios especializada que funciona las 24 horas del día y la Unidad de Operaciones de Combate, la que esta temporada cuenta con un contingente de más de 1.200 brigadistas, 476 de ellos en alerta 24/7 y el resto reservado para cuando se requiera. Vestuario, botas ignífugas, un casco americano, antiparras anti-empañamiento y protección de alta tecnología certificada, son parte del equipo que portan los brigadistas. También una mochila camelbak que contiene agua para hidratar, una linterna led, una mascarilla respro que se usa para sectores con mucho humo y una esclavina de fibra de carbono y tela nomex como las que usan los pilotos de Fórmula Uno, entre otros implementos.
Además, CMPC esta temporada trabaja con 21 aeronaves: 2 aviones de detección, 2 helicópteros Chinook con capacidad de 10 mil litros de descarga, 8 helicópteros medianos para transporte de personal y apoyo de lanzamiento de agua, 9 aviones cisterna para realizar acciones de primer ataque, con capacidad de descarga de 3 mil litros de retardantes y espuma. También son parte de este gran equipo más de 80 pilotos, 100 torreros, además de recursos humanos y técnicos especializados en el combate de incendios rurales. 
Es la Base Trilahue, en Yumbel, la que alberga a parte de este contingente y a algunas de las brigadas helitransportadas, que son fundamentales para iniciar un combate de incendio rural. Una de ellas es la brigada 412, la que conocimos tras regresar de un combate de incendio rural. Se trata de una unidad conformada por 12 combatientes, uno de ellos, el jefe de brigada, Miguel García, con 12 años de experiencia en el combate, quien hizo un llamado a la comunidad: “tenemos condiciones meteorológicas radicales esta temporada y el llamado es a todas las personas a tomar conciencia sobre los incendios forestales. Si se acampa y se hace fuego, por ejemplo, la idea es que sea extinto totalmente y así evitar tener catástrofes similares a las de 2017. Hemos realizado capacitaciones a juntas de vecinos y ciudadanos, para que tomen conciencia del uso del fuego y cómo prevenir siniestros.”

Protección y prevención  

Tras visitar la Base Trilahue, Glen Rybertt, gerente de Bosques de CMPC, junto con destacar la labor de los brigadistas de CMPC, indicó que cuidar la seguridad de ellos está como prioridad. “La temporada se adelantó debido a la sequía y al cambio climático, pero también hemos tenido muchos atentados. Por tanto, nos interesa proteger a nuestros brigadistas y a las personas que participan en los combates y también a nuestros vecinos, luego las viviendas e infraestructura que se puedan ver afectadas. Esa es nuestra prioridad siempre.”
En relación a la prevención y protección, Glen Rybertt acotó que es una actividad de todo el año. “Primero se trabaja en la prevención y después en el combate de los incendios, es una planificación que comienza con mucha anticipación para poder contar con aeronaves y personas capacitadas, ya que nuestro objetivo es controlar los incendios lo antes posible.”  
A través de su área de prevención de incendios, CMPC realiza distintas acciones con el fin de minimizar el impacto en la comunidad, medio ambiente y patrimonio forestal. Es así como, de la mano de la silvicultura preventiva, se trabaja en el ordenamiento o eliminación de residuos y desechos, para así evitar incendios en zonas rurales. Pero también desde el 2017, la empresa participa en la Red de Prevención Comunitaria, instancia gestionada por juntas vecinales e integrada por diversas organizaciones públicas y privadas. A la fecha, en el país se han conformado 336 de estos comités.
Uno de ellos es el comité “San Sebastián y Renacer” de la localidad de Monte Águila de la comuna de Cabrero, a cargo de la gestora Claudia Cerda, quien explicó su labor: “somos un puente entre la comunidad y las instituciones. Trabajamos con el objetivo de instalar capacidades en la comunidad para que vea su entorno desde una mirada de prevención. Actuamos en las zonas de interfaz en conjunto con las comunidades que quieren trabajar en prevención de incendios y les colaboramos para coordinarse con las municipalidades o empresas. Por ejemplo, acá en Monte Águila se han hecho cortafuegos y revisión de grifos.” 
Jaime Cabezas, presidente de la Junta de Vecinos San Sebastián de Monte Águila, relata que hace cuatro años participan en la Red de Prevención Comunitaria. “Nosotros trabajamos todo el año en la red, abordando las problemáticas de invierno, como limpieza de canales y estufas y las del verano, cortafuegos y capacitación a los vecinos”.

 

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios