Reportajes

Arauco R

Joaquín Eguiluz, el ex concejal y director del Fosis que dio un giro a su vida en torno a la madera

Joaquín Eguiluz, el ex concejal y director del Fosis que dio un giro a su vida en torno a la madera

Junto a su esposa fundó “El Maestro Joaco”, la empresa que fabrica muebles con material reciclado.

Muchas veces las personas deben reinventarse para seguir adelante con sus vidas, ya sea por una necesidad o por querer hacer cosas distintas, pero con foco en la familia.


Eso es lo que le ocurrió al cientista político de profesión Joaquín Eguiluz, quien durante muchos años se dedicó al servicio público, siendo entre el 2012 y 2020 concejal por la comuna de Concepción, director regional del Biobío del Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis) hasta enero del 2022 y director del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) en la Región de Ñuble, cargo que ocupó hasta el primer trimestre de este año.


Después de esa vida enfocada en la política, decidió hacer un giro y se centró en emprendimiento de forma independiente, al fundar “El Maestro Juaco”, una pyme que se dedica a la fabricación de muebles de madera, pero con el foco en la economía circular.


Recordó que de niño fue inquieto y busquilla. “Mi papá me decía cabro intruso, porque interactuaba con los mecánicos, me metía debajo de los tractores y registraba los cajones. Siempre me atrajeron los trabajos manuales. Entre el 2014 y 2015 sufrí una enfermedad compleja, momento en que viví una travesía por el desierto. Mi hermano se casó y de regalo le hice una mesa de centro con pallet, que aún la tiene. A mi hermana también le fabriqué una y, por eso, creo que encontré en la madera un espacio propio”, contó.


Aparte, dijo que junto a su esposa Javiera Marín tenían como objetivo tener una casa con perros, un espacio amplio y un taller, algo que siempre buscó cuando vivía en departamentos en Concepción, pero nunca le resultó. Pero hoy arrienda una vivienda en Coihueco, en Ñuble, donde pudo montar, desde septiembre, su emprendimiento. “La Javiera me regaló algunas herramientas para darme el empujón y comencé a hacer las mesas de picnic para niños, para adultos y estas alturas hemos construido camas, jugueteros, repisas de pino, de roble y raulí”, destacó.


Todo lo que elabora es gracias a su empuje y lo que le pidan a través de redes sociales, como, por ejemplo, una casa de muñecas, pero montada sobre palafitos. Es decir, no se cierra a nada en cuanto a diseño, pero bajo el sello de la manufactura sustentable al ocupar madera de demolición, que obtiene de unos galpones en desuso de una antigua avícola.


“De ahí conseguimos los insumos como vigas de roble, pallet y madera proveniente de una empresa. Nuestro propósito es dar valor a lo que hacemos y lo concretamos a través del cuidado del medioambiente, algo que está cada vez más incorporado en las nuevas generaciones. Por ende, reutilizar este material va en esa línea”, destacó.

Empresa familiar
Además, hace un tiempo se sumó a la empresa Tomás Rojas, un amigo de la infancia que se trasladó desde Cochrane, al sur de Coyhaique, hasta Chillán”, indicó Joaquín.


Pero eso no es todo, porque en el fondo emprender le ha cambiado la vida, porque la naciente empresa la ha levantado en conjunto con su esposa, quien además de trabajar en una ferretería en el ámbito de clima laboral, se dedica a manejar las redes sociales de “El Maestro Juaco” y de los presupuestos. Pero lo principal es que ahora tienen mayor dedicación a sus hijos Silvestre de 11 meses, Olivia de 5 y Domingo de 2.


Sobre la forma de trabajar, Eguiluz, quien tiene un magíster en innovación y emprendimiento de la Universidad de Concepción, comentó que la idea es que quien haga un pedido, con el máximo de detalles posibles, debe tener claro que no tendrá el producto de un día para otro, porque el trabajo que lleva adelante es meticuloso para que cumpla con los estándares solicitados.


Todo ese camino hacia la elaboración de muebles de madera ha sido un duelo, según reconoce el cientista político, porque dedicó más de 10 años de su vida al servicio público siendo concejal, dedicando su labor a las personas que creyeron él. Además, su paso por el Fosis le dio otra visión al conocer mujeres que con muy poco hacían esfuerzos por salir adelante. “Yo le decía a Javiera que con todos los ejemplos que vio, cómo no iban a ser capaces de iniciar un emprendimiento. El hito que nos hizo llevar adelante una vida un poco más aislada y enfocada en la carpintería fue el poder pasar más tiempo con nuestros hijos”, enfatizó.


En ese sentido, indicó que es impagable estar presente en la etapa temprana de los niños, porque durante su vida pública le estaba alcanzando para trabajar, pero no para ver crecer a sus tres pequeños. Entonces, cuando terminó el gobierno anterior, no quiso embarcarse en otra aventura política, pese a que le ofrecieron ser candidato a alcalde por una comuna de Ñuble.

Su mundo
“Por ende, este ahora es mi mundo y tiene sus beneficios, pues en la mañana llevo a los niños al colegio o al jardín. Regreso al taller hasta las 14 horas, cuando vuelven mis hijos a la casa, pero a las 20 horas retorno al trabajo cuando estamos apremiados con las entregas”, reconoció.


Por ahora, el foco de los encargos está en cumplir con pedidos cercanos, porque apostar por llegar más lejos es complejo por los costos, a lo que se suma que como trabajan con madera reciclada o de demolición, no pueden cobrar lo mismo que en el retail. “Nuestra labor es más intensa, porque además de fabricar, debemos rescatar la madera, limpiarla, pulirla, sacar clavos para lograr un mueble con buenas terminaciones”, cerró.

Sin tags
Arauco R

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios