Opinión

Finning Rectangulo

Mejora de la precisión en las mediciones de madera en la cadena forestal: Clave para Incrementar la eficiencia, los rendimientos, la sustentabilidad y la confianza

Mejora de la precisión en las mediciones de madera en la cadena forestal: Clave para Incrementar la eficiencia, los rendimientos, la sustentabilidad y la confianza

Una de las causas significativas en la industria forestal radica en el uso de unidades de medición que no reflejan con precisión la cantidad ni la calidad de la madera, las cuales varían a lo largo de la cadena y que en algunos caso pueden generar resultados no deseados, planteó Rodrigo O’Ryan, presidente de la Asociación Chilena de Biomasa (Achbiom) .

En muchas ocasiones, tendemos a creer que las formas de operar que han estado arraigadas durante décadas son apropaids y suficientes. Sin embargo, en ocasiones nos encontramos con que las acciones de gestión y comerciales, de manera inesperada, generan impactos opuestos a lo que esperábamos. ¿Cuál es la razón de esto? Una de las causas significativas en la industria forestal radica en el uso de unidades de medición que no reflejan con precisión la cantidad ni la calidad de la madera, las cuales varían a lo largo de la cadena y que en algunos caso pueden generar resultados no deseados, planteó Rodrigo O’Ryan, presidente de la Asociación Chilena de Biomasa (Achbiom) .
A continuación, explicó, se presenta un cuadro que ofrece algunas referencias de las unidades de medición tradicionalmente utilizadas en la cadena forestal según el tipo de productos y subproductos:
 
A continuación expone el por qué la utilizar la Masa Seca (BDMT) como unidad de medición representa la opción más adecuada para establecer un sistema de medición que abarque todos los elementos necesarios para una gestión moderna en el sector: transparencia, incentivos adecuados para la generación de valor y compartición de valor a lo largo de la cadena, junto con un justo pago, eficiencia logística, reducción de emisiones e impacto ambiental, mayores rendimientos en los procesos productivos, trazabilidad precisa de la fibra, detección de la tala ilegal y/o robo de madera, entre otros aspectos.


A modo de ejemplo, dijo O’Ryan, se analiza el “Metro Ruma", unidad de medida utilizada en Chile, la cual se basa en el volumen aparente de trozas pulpables. El Metro Ruma considera tanto el volumen sólido de la madera como el espacio entre los troncos. Consiste en un volumen aparente de 2,44m x 1m x 1m de troncos (aunque también se aplica con otras dimensiones). Dada su simplicidad y facilidad de medición, ha sido utilizado en múltiples partes del mundo con variaciones mínimas. Incluso se han desarrollado tecnologías de alta complejidad y precisión para este propósito.


No obstante, a lo anterior, el problema subyace en que esta unidad tiene limitaciones inherentes, o mejor dicho, varios "inconvenientes originales". Es altamente vulnerable ante las diferencias en el ordenamiento y las características de los troncos (diámetro, curvatura, calidad de podas, etc.). Además, factores como la “astucia” de quienes comercializan la madera, pueden aumentar la distorsión producto del aumento de los espacios entre troncos y por ende la relación entre el “Volumen Sólido/Volumen Aparente”, conocido como Factor Sólido o Factor de Apilamiento.


La siguiente imagen ilustra la diferencia en el Factor Sólido entre dos camiones cargados con troncos de eucaliptus destinados a la producción de pulpa:
 
Al comparar un factor de 45% vs uno de 80%, tenemos que, en el primer caso, tenemos 1,10 M3 Sólidos y en el segundo 1,95 M3 Sólidos, vale decir, un 77% de diferencia en volumen sólido. 


“Pero esto no es todo. Si consideramos además las variables internas de caracterización de la madera que no son evaluadas mediante esta unidad de volumen aparente tales como el contenido de humedad (el cual incide en el volumen sólido debido a la contracción de la madera al secarse), así como características estructurales como la Densidad Básica, observamos diferencias aún más sorprendentes. El cuadro siguiente proporciona un ejemplo con eucaliptus destinado a la producción de pulpa en diferentes condiciones físicas y de composición interna”, afirmó.
 
Si bien el resultado de 100% de diferencia se encuentra probablemente dentro de los extremos, en la práctica, es fácil ver diferencias entre 10% y 25% entre distintos orígenes, épocas del año, edades de la madera, especies, largos de corta, diámetros, etc., lo cual genera múltiples problemas, pero que a la vez representa una enorme posibilidad de mejora si damos el salto hacia la medición de fibra en forma real y precisa.


En base a lo anterior, es clara y urgente la necesidad/conveniencia de avanzar hacia una correcta medición integral a lo largo de la cadena, que nos permita:

  • Cuantificar adecuadamente los bosques (Origen de la cadena).
  • Trazar madera en unidades que realmente midan madera (BDMT) y que no estén expuestas a los cambios que ésta experimenta la cadena en el tiempo, así como estar vulnerable a la manipulación de la carga (Esto aplica a todos los formatos, no solo trozas aserrables).
  • Medir la calidad de la madera e incentivar el abastecimiento de fibra de alta calidad y de manera homogénea para cada proceso productivo, reduciendo los consumos y mejorando  la calidad del producto final (Impacto positivo en punto final de la cadena).
  • Incorporar herramientas y modelos a la cadena logística que permitan reducir los costos de abastecimiento de fibra (foco en transportar fibra y no agua y/o aire), reduciendo además la huella de carbono (Menos viajes por unidad de fibra requerida).
  • Tener información clara, precisa y dinámica para la gestión desde el bosque hasta el final de la cadena, eliminando riesgo corporativo en cuanto a información poco clara o precisa.
  • Eliminar roces y desconfianzas entre proveedores y compradores, así como dentro de las propias compañías. Pasar a una relación transparente y de “ganar-ganar”.

 

Sin tags
Finning Rectangulo

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios