Reportajes

Arauco R

Industrialización en madera permite levantar casas desde 51 m2 hasta edificios de departamentos

Industrialización en madera permite levantar casas desde 51 m2 hasta edificios de departamentos

Felipe Montes, gerente de E2E, explica cómo han conquistado el mercado nacional con viviendas del plan de emergencia habitacional hasta clínicas y viviendas de 400 m2.

En Chile existe una corriente enfocada en masificar la construcción de viviendas en madera con una serie de proyectos tanto en el mundo público como privado, pero para avanzar de mejor manera la apuesta va por la industrialización en madera, que representa un enfoque sostenible e innovador para las prácticas modernas de construcción.

Como es un material liviano y fácil de manipular, es factible, como la señala Madera 21 de Corma, que las partes se pueden elaborar en una fábrica, trasladarse y ensamblarse rápidamente en el lugar de construcción, en tiempo récord respecto de otros materiales. Una vivienda social construida con esta tecnología se puede realizar en 5 días, algo que en los sistemas tradicionales puede tardar meses.

Este es el caso de la empresa E2E, empresa que diseña soluciones constructivas con la última tecnología, amigables con el medioambiente y de alta precisión. Tiene dos centros productivos, uno en Santiago de Chile con una línea altamente automatizada de control numérico, y otro en Curitiba, Brasil, con más de 15 años de experiencia en construcción industrializada en madera.

Entender las necesidades

Felipe Montes, ingeniero en información y control de gestión y gerente general de la firma, contó que trabajó 20 años en el área comercial de empresas ARAUCO, que vio la necesidad de crear una empresa que fuera independiente y con foco en la construcción en madera, para lo cual se asociaron con Etex Group donde posteriormente ARAUCO pasó a ser el único accionista. .

“Ambas se dieron cuenta que el futuro iba hacia la industrialización, por lo que era importante desarrollar este sistema y entender las necesidades existentes, que muchas veces son distintas a la edificación tradicional, donde se usan insumos diferentes”, hizo ver.

Comentó que en Chile están emplazados en la comuna de Maipú, en la Región Metropolitana, donde cuentan con una línea automatizada, donde construyen casas con estructura de madera. Hoy tienen 5 años de existencia, en que el principal producto son las casas de dos pisos, pero también han levantado 5 edificios de 4 pisos cada uno en San Pedro de la Paz, en la Región del Biobío, además de viviendas definitivas en Santa Juana, donde levantaron casas de acuerdo al subsidio rural.

“Nosotros somos una fábrica proveedora de constructoras y, por lo general, realizamos proyectos inmobiliarios en extensión, como 50 o 100 casas, por lo que se aprovecha la repetitividad que genera una empresa manufacturera en línea continua y automatizada. Para el caso del plan de emergencia habitacional del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, del cual participamos, hemos desarrollado viviendas industrializadas tipo DS49, que permite a familias que no son dueñas de una vivienda y viven en una situación de vulnerabilidad social y necesidad habitacional, construir una o un conjunto de ellas”, detalló.

En el fondo, su portafolio es transversal pues, así como llevan adelante iniciativas de casas de 51 metros cuadrados, también han fabricado propiedades de 400 m2 y con un alta estándar, utilizando el mismo tipo de madera.

Sobre los tiempos que tardan en fabricar una casa, Montes aclaró que lo hacen dependiendo del número de muros. A modo de ejemplo, para una DS49, que tiene baño, dos dormitorio y living comedor, el montaje dura un día. “En Rancagua, Región de O’Higgins, a una señora que se le quemó su casa hace 10 años, que tenía subsidio, pero que no había logrado que le entregaran su morada, desde que se iniciaron las obras hasta que la tenía lista con todos los permisos, conexiones y otros detalles, pasaron dos meses en estar lista”, aseguró Montes.

Cualidades del sistema

Por ende, entre las cualidades de este tipo de residencias industrializadas está la rapidez en su elaboración, no quedan con residuos al salir de la fábrica porque los materiales son exactos, hay menor tránsito de camiones pues todo va en un solo; además, la seguridad es mayor, lo que se refleja en que como empresa llevaban más de 1.100 días sin accidentes. “Los riesgos son menores puesto que trabaja personal con alta capacitación y que realiza tareas repetitivas. Junto a ello, el diseño de la casa se hace pensando en el montaje, el transporte y cómo se fabrica. En el fondo, no se dejamos detalles al azar”, remarcó el ejecutivo.

Con todo lo expuesto, Felipe Montes aseveró que con el paso de los años se ha ido avanzando en la aceptación de las casas de madera, que se nota más dependiendo de la zona geográfica del país, en especial, desde el Biobío al sur. “Hay una valoración del comportamiento térmico de las residencias en esas áreas y en la zona central se está apreciando de mejor forma las casas que se elaboran en una fábrica, que es muy distinto a una que se ejecuta de manera tradicional. Al trabajar con los comités de vivienda, se les invita a conocer la planta para que vean lo que se elabora, que observen las fijaciones y todos los detalles asociados”, destacó.

A lo anterior se suma que hay una valoración mayor de la vivienda de madera al ver su buen comportamiento térmico y acústico, al igual que la tecnología vinculada a su elaboración, junto a la rapidez en estar lista para su habitabilidad. Lo otro es que cada vez hay más conocimiento de los atributos medioambientales al considerar que se trata de un material renovable y sustentable, que captura CO2, que tiene baja huella de carbono a diferencia del acero y el hormigón.

La madera que utilizan para las viviendas es pino radiata, estructural, seca e impregnada con boro. “Es la opción que existe en el país para construir, porque es certificada, con un estándar mayor. Nuestras máquinas, al ser de control numérico, rechazan si el material viene con curvatura, porque de lo contrario, no se logra la precisión exigida”, apreció.

Con esto, queda de manifiesto el creciente interés por las casas de madera e industrializadas, proceso que están llevando adelante el sector público, por medio de políticas estatales, y el mundo privado, que apunta a desarrollos a gran escala e individuales.

Sin tags
Komatsu

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios