Reportajes

Finning Rectangulo

INFOR apoya la producción de madera aserrada estandarizada y rotulada

INFOR apoya la producción de madera aserrada estandarizada y rotulada

En un esfuerzo por fomentar el uso de la madera en la construcción a través de la producción de madera aserrada estandarizada, el desarrollo de nuevos productos y la transferencia tecnológica, un centro especializado en Chile se ha convertido en un pilar de innovación y construcción sostenible. Se trata del Laboratorio de Madera Estructural (LME) que el Instituto Forestal (INFOR) tiene en su sede de la Región del Biobío, laboratorio que también contribuye a la economía local y al medioambiente.

Gonzalo Hernández, coordinador del Área de Investigación de Tecnología y Productos de la Madera del INFOR y encargado del LME, comentó que el centro está acreditado por el Instituto Nacional de Normalización (INN) bajo la norma NCh-ISO 17025 e inscrito en el registro de laboratorios de control de calidad de los materiales de construcción del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

El sistema de gestión implementado en el LME asegura que los ensayos cumplen con los más altos estándares de calidad. “A nosotros nos audita anualmente el INN y cada cuatro años nos renueva la acreditación, siempre y cuando estemos cumpliendo con ese sistema de gestión. El año pasado nos renovaron nuestra acreditación por 5 años, que es el máximo que está permitido para los laboratorios”, destacó Hernández.

La industria del aserrío En Chile se registraron 851 aserraderos operando durante el 2022, de los cuales el 98% son pymes, los que concentran su producción principalmente en el mercado interno, a diferencia de las grandes industrias que se orientan a la exportación. En su conjunto entregaron empleo directo a 15.059 personas.

En ese sentido, agregó Hernández, de acuerdo a datos del 2022, en Chile se generaron 7.858.558 millones de metros cúbicos de madera aserrada. De ese total, el 98% fue pino radiata, el 1% madera nativa y el 1% restante fue para otras exóticas.

En el LME se ejecutan ensayos mecánicos a maderas aserradas de largo comercial, tableros estructurales (OSB, contrachapados), muros de corte, elementos laminados, CLT, entre otros, además de determinar la durabilidad natural de maderas y tableros cuando son expuestos a la acción de hongos de pudrición.
“En el laboratorio se recibe el material experimental (madera aserrada o tableros), que se adecúa a las dimensiones que especifican las normas y se somete a los ensayos que permiten su caracterización. El laboratorio no solo se enfoca a las pruebas de elementos y estructuras, sino que también trabaja en estrecha colaboración con los aserraderos pymes para la producción de madera aserrada estandarizada y rotulada, es decir, que cumpla con los requisitos de humedad, dimensiones, grado estructural y preservación”, destacó el profesional con más de 30 años en el INFOR.

Para fortalecer aún más esta tarea, en un tema que es relevante para la institución, es la implementación del rotulado de la madera aserrada estructural, materia en la cual están apoyando a la pyme del aserrío con herramientas digitales que les permiten controlar las dimensiones y el contenido de humedad de la madera, así como cursos de capacitación para su clasificación visual y mecánica. Se trata de una iniciativa de los ministerios de Vivienda y Urbanismo y Economía, Fomento y Turismo.

En septiembre del año pasado se publicó en el Diario Oficial el reglamento que establece los requisitos de rotulación de la madera estructural para la construcción, el cual entrará en vigencia al final de mayo 2024 para las micro y pequeñas empresas. “El rotulado va a significar que los aserraderos tendrán que incorporar en cada pieza de madera aserrada estructural un rótulo con información relacionada a la especie, país de origen, nombre del aserradero, terminación (aserrado, cepillado), dimensión nominal, grado estructural, preservación y contenido de humedad”, señaló Hernández.

Beneficios de construcción con madera Con todo lo anterior, Hernández consideró que “a diferencia de otros materiales de construcción, los cuales emiten CO2 en su etapa de fabricación, los bosques en su etapa de crecimiento capturan el CO2 del ambiente, fijan el carbono en su estructura y liberan oxígeno, lo que contribuye a la lucha contra el cambio climático. La madera es un recurso renovable, reciclable, biodegradable, versátil, buen aislante térmico, permite construir en altura y es saludable”.

En ese aspecto, la edificación con madera en Chile está avanzando hacia edificaciones de mediana altura, entre 4 y 6 pisos, impulsada por la reciente actualización de la norma que regula el diseño de estructuras en madera en el país (NCh 1198). En este escenario, el LME está ejecutando un programa de ensayos que permitirá robustecer la información existente en NCh 1198. Para estructuras de mayor altura se piensa en las construcciones hibridas, es decir, que combinan la madera y el hormigón utilizando los beneficios inherentes de ambos materiales.

Sin tags
Arauco R

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios