Reportajes

Arauco R

Andrés Gutiérrez: de la arquitectura a la pasión por la madera

Andrés Gutiérrez: de la arquitectura a la pasión por la madera

Desde los veranos en el sur de Chile hasta las aulas de la prestigiosa Universidad de Chile, el arquitecto Andrés Gutiérrez siempre estuvo rodeado de naturaleza y madera. Su pasión por este noble material lo llevó a especializarse a través de un postgrado en construcción de madera en Suiza, un giro que definiría su carrera profesional y el nacimiento de su empresa, Tronconoble.

Gutiérrez no siempre estuvo ligado a la madera. Su curiosidad por el arte manual y la naturaleza lo condujo a la agronomía forestal antes de decidirse por la arquitectura. Sin embargo, fue durante sus estudios universitarios cuando descubrió su vocación por la madera, influenciado por un profesor que le habló de un posgrado en Suiza.

Tras un intenso aprendizaje del francés durante un año y una experiencia laboral en Alemania, el profesional se especializó en la construcción de madera y trabajó en proyectos de retail por toda Europa, armando los locales de una prestigiosa marca de ropa internacional. Años más tarde, junto a su pareja Angélica Fritz, también vinculada al mundo de la madera, decidió regresar a Chile y fundar Tronconoble en Villarrica, en la Región de la Araucanía, un lugar que Andrés valora, porque cree, luego de su vivencia en Europa, que no es necesario estar en grandes ciudades para emprender.

Un regreso con máquinas europeas El regreso no fue fácil, pero contó con el apoyo de su padre, quien de inmediato lo cobijó en los inicios. Comenzó a comprar máquinas gracias a todo lo ahorrado durante 15 años en Europa. “Lo que había juntado era para la casa propia, pero aposté a la maquinaria traída de Alemania, Austria, Italia, Holanda y Suiza. Mi idea original era hacer buenos diseños en construcciones en madera, pero como estoy casado con una mueblista y quería darle sentido a este retorno a Chile y también a ella, partimos con la mueblería. Además, pensaba que era más fácil venderle a un cliente una mesa que una casa, porque la dimensión es más pequeña”, recordó. Este emprendimiento no solo es un reflejo de la especialización de Gutiérrez, sino también de su compromiso con el diseño y la calidad. La empresa trabaja principalmente con maderas nobles como roble, coihue y laurel, y se ha ganado un nombre por su diseño contemporáneo y minimalista, que algunos asocian con el estilo nórdico.

A nueve años de su creación, la firma ha crecido y diversificado su oferta, incluyendo no solo muebles, que es la fortaleza de la firma, sino también la construcción de casas de madera. El equipo de 18 personas combina experiencia y frescura, con carpinteros y diseñadores que trabajan codo a codo para entregar productos que destacan por su originalidad y calidad. Todo el grupo humano se ha involucrado en la fabricación de muebles con madera presente en Chile y con diseños propios, algo que Andrés recalca con fuerza, porque si bien no se cierra a que un cliente llegue con una idea, ésta debe ser original y no copiada de otra parte. “Quien llegue con un diseño claro y definido que es identificablemente de una empresa que es chilena, nosotros no lo hacemos, salvo que tenga la autorización por escrito, pero por un tema de ética profesional, no elaboramos cosas existentes o copiarlos por respeto al creador”, recalcó.

Además, afirmó que como empresa tratan de hacer un diseño más contemporáneo, más liviano, menos clásico, menos masacotuda, aunque a veces fabrican mesas bien rústicas y gruesas, si el cliente lo quiere.

Todo lo anterior es el reflejo de una tarea que tiene a Gutiérrez satisfecho y, por qué no, realizado, porque su aspiración es que la gente de Santiago, no solo encargue muebles, sino que les reconozcan como una oficina no solo de producción, sino que también de diseño.

“En algún momento hicimos un trabajo con un profesor de la Escuela de Diseño de la Universidad Católica con el fin de que algún alumno hiciera una poltrona o surgiera algún mueble que pudiese ser como Tronconoble, pero no resultó, a mi juicio, algo bueno. De todas maneras, contratamos a uno de esos chicos de la PUC como diseñador para abordar tantas cosas de atención de clientes, pero también, ojalá, hacer diseños y que él nos ayude”, planteó. El trabajo de este emprendimiento está disponible en Instagram, Facebook y Pinteres.

Sin tags
Finning Rectangulo

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios