Entrevistas

Finning Rectangulo

Camionero Patricio Jaque, una vida entre bosques y carreteras

Camionero Patricio Jaque, una vida entre bosques y carreteras

Desde la localidad de Constitución, Región del Maule, Patricio Jaque, un veterano conductor de camiones forestales, compartió su historia de esfuerzo y dedicación en el sector forestal. Originario de la misma zona donde hoy día desempeña su labor, con 55 años de edad, ha sido parte de la industria desde muy joven, pero su experiencia se extiende mucho más atrás. Patricio comenzó su carrera en el mundo forestal realizando trabajos físicos intensos, como la plantación y el barrido de suelos. Sin embargo, fue su decisión de obtener una licencia de conducir en 1995 lo que marcó un giro en su vida profesional. Atraído por los camiones y buscando un trabajo menos agotador, aprendió a manejar vehículos pesados gracias a la ayuda de un amigo.

  • ¿Cómo se inició en el sector forestal o cuáles fueron sus primeros trabajos?
  • Yo partí desde bien abajo, desde los bosques cortando pinos, ejerciendo de hachero hasta que me aburrí de esos trabajos que eran muy matadores. Por ejemplo, la labor con los metros ruma se hacía a puro pulso y ahora se hace con máquinas. Fue así como decidí, en el año 1995, sacar mi licencia para ser camionero.

-Y en sus comienzos como conductor, ¿en qué área fue? -Partí transportando brigadistas, lo que implicó que estuviera en la lucha contra los incendios forestales, una experiencia muy valiosa y enriquecedora. Posteriormente, me especialicé en el transporte de rollizos, una tarea que requiere habilidad y conocimiento, debido al peso y las condiciones de los caminos.

  • ¿Qué le llamó la atención de maniobrar un camión y forestal, que lleva peso de consideración?
  • Porque me siento más cómodo siendo camionero. Es un trabajo mucho más aliviado a lo que hacía en mis inicios. Aprendí a conducir en caminos planos, donde no había riego. Con el paso del tiempo comencé a transitar por pendientes, barro o senderos complejos, que luego me dieron la experiencia para transportar rollizos. Actualmente, conduzco camiones con 45.000 kilos de carga, algo que no es fácil.

-De acuerdo a su experiencia, ¿qué características debe tener un conductor de este tipo de camiones que transporta tantos kilos de carga?

-Primero, tiene que ser una persona muy responsable y atenta, porque manejar con tanto peso es una gran responsabilidad. Hay que estar siempre concentrado y prever cualquier situación en el camino. Para conducir un camión hay que tener mucho cuidado con la velocidad y las curvas, porque el peso puede hacer que el camión se desestabilice. También hay que ser muy preciso con los frenos y mantener una distancia segura con otros vehículos. Además, hay que conocer bien la máquina y estar atento a cualquier ruido o señal que indique un problema mecánico. En resumen, ser conductor requiere mucha paciencia, experiencia y una actitud muy cuidadosa en todo momento.

  • ¿Qué consejo le daría usted, con sus años de experiencia, a aquel joven que quizás quisiera ser también conductor de camión?

-Mi consejo sería que siempre sea humilde y esté dispuesto a aprender. Que no tenga miedo de preguntar a los demás, especialmente a los más experimentados. A mí me pasó cuando recién empecé a manejar, que me sentía incómodo pidiéndoles consejos a los mayores, pero con el tiempo empecé a escuchar y aprender de ellos era lo mejor que podía hacer. Así que, si un veterano le da un consejo, tómeselo en serio y aplíquelo. La experiencia es invaluable en este trabajo, y aprender de los errores y aciertos de otros puede hacer una gran diferencia. Siempre mantenga una actitud de aprendizaje, sea responsable, y respete la seguridad en todo momento.

Hoy, con más de 25 años de experiencia, Patricio maneja un camión con una responsabilidad que asume con seriedad y orgullo. A pesar de los peligros inherentes a su oficio, como el robo de madera, ha logrado mantenerse a salvo y disfruta de la estabilidad que le brinda su actual empleador, Transporte San Joaquín, donde lleva trabajando 7 años.

Patricio Jaque, casado, con 3 hijos y 5 nietos es un ejemplo de superación y adaptación. Su historia refleja la realidad de muchos trabajadores del sector forestal que, con esfuerzo y pasión por su labor, han logrado forjar una carrera sólida y respetable.

Sin tags
Finning Rectangulo

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios