Opinión

Finning Rectangulo

“Inteligencia Artificial” e “Inteligencia Natural” ¿Cuál primero?

“Inteligencia Artificial” e “Inteligencia Natural” ¿Cuál primero?

Por Rodrigo O’Ryan Blaitt, presidente de la Asociación Chile de Biomasa y gerente general de John O’Ryan Surveyors

En la era de los avances tecnológicos sin precedentes, la carrera entre la "Inteligencia Artificial" y la "Inteligencia Natural" se ha vuelto el tema de debate ya sea en forma explícita como en el subconsciente.

A diario, nos asombramos ante las maravillas que la Inteligencia Artificial (IA) despliega, transformando radicalmente campos tan vitales como la salud, las comunicaciones y la automatización. Sin embargo, en este vertiginoso avance, surge una pregunta crucial:

¿Debería la tecnología servir a los seres humanos y a la naturaleza, o nos encontraremos eventualmente en un camino silencioso hacia un sometimiento estilo “Matrix”? Mientras que la IA nos fascina con su potencial para remodelar nuestro mundo, es fundamental recordar y valorar la "Inteligencia Natural", esa sabiduría intrínseca de la naturaleza que ha precedido a la humanidad y que nos ofrece las claves para una coexistencia armónica en este planeta. Los bosques y la madera son ejemplos claros, emblemáticos y de gran escala de esta "Inteligencia Natural" en acción, ofreciendo soluciones sustentables y renovables que van mucho más allá de la simple conservación del medioambiente.

Los bosques, con su capacidad para regular el clima, fomentar la biodiversidad, prevenir la erosión y secuestrar el CO2, no solo nos brindan el aire que respiramos y ayudan a capturar e infiltrar en las napas el agua que bebemos, sino que también nos ofrecen materiales esenciales para la construcción y la industria, desde viviendas hasta medios de transporte, pasando por productos de consumo y uso diario como el papel higiénico, bolsas, vasos, instrumentos musicales, entre miles de otros en múltiples áreas de nuestras vidas. Esta "tecnología" natural, alimentada por el sol, el aire y los nutrientes del suelo, es una fuente inagotable de medicinas, energía y materias primas, la cual, al ser gestionada de manera sostenible, representa una tremenda oportunidad para el futuro de nuestra existencia.

Quizás estamos justo a tiempo para reevaluar nuestras prioridades y reconocer que la verdadera innovación reside en potenciar y armonizar la "Inteligencia Natural" con el desarrollo tecnológico. De este modo, no solo aseguraremos un futuro sostenible y resiliente para la humanidad, sino que también guiaremos la Inteligencia Artificial por un camino que complemente y enriquezca el delicado equilibrio de nuestro mundo natural.

La pregunta que debemos hacernos no es si la "Inteligencia Artificial" o la "Inteligencia Natural" prevalecerá, sino cómo podemos hacer que coexistan en beneficio mutuo. El futuro sostenible que deseamos está al alcance, pero solo si recordamos poner la "carreta detrás de los bueyes" y dar prioridad a la sabiduría inherente de nuestro planeta sobre la carrera desenfrenada hacia el progreso tecnológico. Agradezcamos a los bosques y a la madera por mostrarnos y ofrecemos un futuro maravilloso juntos.

Sin tags
Arauco R

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios