“El robo de madera distorsiona el desarrollo de la provincia de Arauco y la legitimidad de la causa mapuche”

“El robo de madera distorsiona el desarrollo de la provincia de Arauco y la legitimidad de la causa mapuche”

“El robo de madera distorsiona el desarrollo de la provincia de Arauco y la legitimidad de la causa mapuche”

Humberto Toro: Delegado Presidencial de la Provincia de Arauco, región del Biobío

“El robo de madera distorsiona el desarrollo de la provincia de Arauco y la legitimidad de la causa mapuche”

Desde un par de años a esta hoy, grupos organizados llegan a los bosques de plantaciones en la provincia de Arauco para tomarse los predios, con maquinaria pesada para explotar y cargar madera. Cuando Carabineros fiscaliza a los camiones cargados, estos llevan guías de despacho falsas gracias a bandas que se dedican a blanquear este tipo de robos. Detenciones y decomisos que son enfrentadas por grupos que buscan la recuperación de la madera y evitar la detención de los conductores. Incluso se han registrado manifestaciones y cortes en la ruta 160 contra estas fiscalizaciones. Insólito en cualquier Estado de Derecho.
Ante la complejidad del delito, el gobierno ha definido como organizaciones criminales a quienes están detrás del ilícito y por fin , el pasado 27 de septiembre de este año entró en vigor la Ley N°21.488, que modifica el Código Penal y el Código Procesal Penal para tipificar el delito de sustracción de madera y otros relacionados con penas más duras y permite, entre otras cosas, decomisar vehículos motorizados, herramientas e instrumentos utilizados en la comisión del delito y hace aplicables técnicas especiales de investigación al robo de madera.
Quien ha coordinado la persecución del robo de madera en la provincia de Arauco, región del Biobío, es el actual delegado presidencial para este territorio, Humberto Toro, quien fue gobernador por cuatro años durante el segundo gobierno de Michel Bachelet. Gran conocedor de los problemas de la provincia y reconocido por los distintos actores del territorio, comunidades y ciudadanos, explica la forma en que se ha trabajado contra este delito y las proyecciones para encontrar la paz y tranquilidad de las personas que conviven con el miedo y la violencia. 

¿Nota que se ha avanzado en la persecución del robo de madera?

Se ha tomado bastante conciencia de que este ilícito distorsiona el desarrollo de la provincia de Arauco y la legitimidad de la causa mapuche. En relación con lo primero, este ilícito comenzó a desestructurar la economía de la provincia, establecida su vocación productiva en cuatro líneas: en lo público, lo turístico, agroalimentario y de desarrollo pesquero con valor agregado y, en lo privado, la vocación forestal. El turismo está en una situación compleja, al igual que lo agroalimentario que ha empezado a colapsar. Lo que está sobreviviendo con mayor energía es el sector pesquero, pero los tres ejes públicos se desmoronaron y son muchas las dificultades que tiene el mundo forestal para desarrollar su actividad productiva. 
Entonces, cuando se comprendió que la persecución de este ilícito era mucho estratégico, se tomó conciencia y hemos avanzado. 
Se ha avanzado porque el Estado, a través del gobierno y sus instituciones, comenzaron a delinear una política más osada y confrontacional con el ilícito. Se estableció el concepto de crimen organizado, que permitió que se alineara una estrategia política y policial de mayor envergadura y fluida para implementar acciones. Se ha dotado al Ministerio Público de mayores capacidades, hay más coordinación entre los estamentos públicos para establecer un ataque frontal desde las atribuciones que tiene y entregar a las policías las herramientas necesarias para la persecución en el territorio.
Hay conciencia de la magnitud del problema del robo de madera como crimen organizado.

¿Qué pasa con el Ministerio Público y la investigación del delito? 

La estructura del robo de madera adquiere el concepto de crimen organizado, porque no es un asalto o simple robo de la madera, hay un procedimiento, una estructura detrás, una lógica de desarrollo del ilícito más sofisticada y en función de eso se requiere atacarlo también con medidas más sofisticadas, profundas y directas a la raíz. 
Lo que se está haciendo desde el gobierno y como ataque frontal de este ilícito, es la constitución del consejo nacional contra el crimen organizado y en la región se constituyó el consejo regional con un consejo técnico que lo que está haciendo entonces, es sumar a todos los actores que tienen algo que ver con la lucha contra este crimen organizado. El trabajo de las policías y de sus medios de prueba no es suficiente frente a esta acción organizada. Se requiere entonces, organizarnos también quienes queremos la paz y todos los estamentos que tienen algo que hacer y decir y nos unimos todos los que queremos ir contra esto, como es CONAF, SII, Tesorería, la Fiscalía y las policías. 
Estamos contribuyendo al Ministerio para el mejoramiento de las pruebas que la fiscalía necesita para que, cuando sea la ofensiva judicial se permita cumplir la meta de dejar encarcelado a quienes cometen este ilícito. Esto acompañado con el fortalecimiento de las policías. 

¿Cuáles son las debilidades que han identificado en este Consejo Regional?

Tenemos en el copamiento del territorio, un problema que hemos identificado que es la velocidad de reacción frente a un determinado hecho y ante esto, estamos dotando a Carabineros y a la policía de investigaciones de herramientas como camionetas blindadas de mayor velocidad para ojalá tener arrestos en flagrancia. 
El equipamiento ya está comprado, la empresa a la cual se le adquirió está trabajando en su armado y esperamos tener a fines de año la primera remesa de vehículos con estas capacidades para Carabineros.
Dentro de las instituciones publicas debe haber un cambio en relación con no seguir haciendo lo mismo para ir más rápido. Creo que se está construyendo una secuencia en red que permite atacar desde el origen hasta el final:  las policías enfrentando el ilícito mismo, esta articulación institucional para fortalecer los elementos de prueba para que la fiscalía pueda ir al fondo del ataque judicial y lo tercero es la aprobación de la nueva ley de robo de madera que fue aprobada en el parlamento que tipifica con mayor gravedad los delitos asociados a este crimen organizado. Lo que anteriormente era simplemente un hurto, se establece una tipificación más grave y esto termina haciendo un cierre en esta lucha en red.
Este tipo de crimen no solo lo comete quien corta el árbol y lo traslada, sino que el que está enriqueciéndose hace una la apología del ilícito y surge como un nuevo empresario.  Sería muy grave que tuviéramos en la provincia de Arauco la aparición del empresario del ilícito, que se enriquece a costa de la pobreza del territorio y genera en muchos jóvenes la descomposición social, cultural y moral a través del dinero fácil, al que no tiene acceso gran parte de la provincia de Arauco, lo que establecerá un daño cultural, moral y generacional muy peligroso.
Por eso las investigaciones deben apuntar hacia el capital. Tenemos que cortar el flujo que están haciendo algunos ciudadanos empresarios del robo que circulan libremente, que viven en casas de nuestras comunas donde fluye el rostro del dinero ilícito, porque estos personajes buscar transformarse en parte del paisaje.

¿Qué expectativas tiene ante este trabajo, tiene alguna meta en el tiempo que se haya fijado para lograr la tranquilidad en la zona?

Uno se fija indicadores para poder medirse, por ejemplo, para lograr que las rutas quedaran más seguras fijamos seis meses. Hoy creo que, con las policías, la Armada, el Estado de Excepción y la ayuda de muchos actores, ahora la ruta se puede transitar con mayor tranquilidad, sin tanto temor de que te van a asaltar para quitarte el vehículo, como les pasaba a las empresas particulares, incluso a las instituciones públicas, lo hemos reducido casi a cero. 
Entendemos que el ilícito se mueve. Si uno protege, por un lado, empiezan a aparecer por el otro, por lo tanto, hoy estamos ampliándonos e instalándonos más cerca de los sectores rurales y urbanos. Debiéramos en los próximos dos o tres meses de instalación, tener resultados en el desplazamiento y arrinconamiento de estos grupos que cometen atentados.
Por otro lado, con mucha fuerza en el marco de la investigación seguir encontrando las pruebas necesarias para poder detener a algunos de estos personajes. Este año esperamos tener mayor ofensiva policial en la persecución y arresto de los aserraderos clandestinos.

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios