Futuro Madera: nuevos desafíos climáticos y políticos

Futuro Madera: nuevos desafíos climáticos y políticos

Futuro Madera: nuevos desafíos climáticos y políticos

Se trata de una red de organizaciones y personas con origen y domicilio en las localidades con vocación forestal de Chile, con distintos actores que dan forma a un sector productivo heterogéneo, dinámico y arraigado en territorios donde existe una cultura rica en tradiciones y modos de vida ligados a la madera.

Frente a los desafíos del planeta en materia medioambiental y a los importantes procesos de transformación que vive Chile, una de las primeras acciones de esta red han sido los Diálogos Futuro Madera, una masiva y extensa serie de encuentros en cinco regiones del país, para conversar y escuchar a cerca de 300 mil trabajadores que componen el mundo de la madera en Chile, con el fin de recoger sus opiniones y propuestas para el desarrollo del sector y para construir un futuro más verde y social. 

Ya son 6.500 personas que se han sumado a la conversación y en el diálogo regional de Ñuble y Biobío, realizada el seis de enero, surgió la primera propuesta de esta red colaborativa: una iniciativa popular de norma presentada para la Convención Constitucional, “Derecho al desarrollo sostenible e impulso a las soluciones basadas en la naturaleza” que busca proteger el futuro de bosques y la madera en Chile.

También se espera entregar propuestas concretas al nuevo ejecutivo y a los gobiernos regionales derivados de estos espacios de conversación durante el primer trimestre del 2022. “Conversar nos hace bien. Sabemos que el mundo y las personas necesitan madera y los productos que se generan con ella, pero somos conscientes que necesitamos robustecer el capital social en torno a esta industria sostenible. Es tiempo de mirar hacia adelante y pensar el mañana, desde las personas, desde las regiones, desde la madera”, indica Antonio Minte, Gerente Asociación Chilena de Biomasa.

Para el senador Guido Girardi, presidente de la Comisión Desafíos del Futuro del Senado de Chile, Chile tiene una vocación maderera que es una gran oportunidad “el 35% del territorio de Chile sólo sirve para árboles, tiene vocación forestal solamente. Siento que hay una inmensa oportunidad, el futuro, insisto, no se va a poder construir con acero y cemento solamente, es el siglo XX, el cambio climático va a cambiar todo y entre otras cosas, que vamos a tener un mundo, un futuro con madera” indicó.

La red Futuro Madera 

Futuro Madera reúne a la Asociación Chilena de Biomasa, Achbiom; la Asociación de Contratistas Forestales AG, Acoforag; la Corporación Chilena de la Madera, Corma;  la Asociación de Propietarios de Bosque Nativo, Aprobosque y el gremio de las Pymes Madereras, Pymemad, a empresas y a otras organizaciones con el propósito es renovar el ecosistema de la madera y sus bioproductos, para ser valorados como respuesta a la emergencia climática global, por su enorme potencial como parte de la bioeconomía y como un camino valioso para el desarrollo sostenible de las localidades y regiones de nuestro país. Conversamos con los líderes de estos gremios para conocer sus expectativas y desafíos: 

Jan Koster, presidente de Aprobosque

“Me parece fantástico que como gremios forestales estemos coordinándonos de esta manera, que haya de por medio una persona o agencia que nos facilite todas estas actividades y es algo que hace tiempo debiéramos haber hecho. Pero no se hizo y nos llevó a una situación en que no nos dimos a conocer como corresponde, donde no informábamos a la comunidad, a la sociedad chilena, no nos vinculábamos bien con las autoridades o lo hacíamos en forma parcial. En este esfuerzo que se está haciendo, Futuro Madera, la idea primero es ponernos de acuerdo entre nosotros, limar esperezas, buscar posibilidades de mejora y, en segundo lugar, salir a la sociedad y es un ejercicio super bueno a la luz de los movimientos políticos que están pasando en Chile.
Nuestro gremio Aprobosque ha podido participar a través de la tecnología dejando nuestra nota sobre el bosque nativo. 
El principal desafío y urgencia es comunicarle a la sociedad los desafíos del sector forestal, pero que también nos demos cuenta de las posibilidades de existen y de las posibilidades de mejora, principalmente, en temas de violencia rural. Asegurar y mejorar el respeto hacia la propiedad y a la naturaleza por el lado de industrias, de forestales, de terceros, de parceleros, de propietarios, en general, de todos. Y por supuesto, hacerle entender a las autoridades que este sector representa un potencial tremendo para el futuro y hacer frente a los efectos del cambio climático.” 

René Muñoz, gerente de la Asociación de Contratistas Forestales

“Reunirnos los gremios forestales y todos los que nos relacionados con el rubro madera, a conversar acerca de los problemas y desafíos de nuestro sector, es una deuda que con esta iniciativa estamos saldando. Quizás fue mucho el tiempo que nos demoramos, pero ya está todo hecho y dicho y hoy es el tiempo de Futuro Madera.
La importancia del sector forestal para nuestro país merece que todos los que estamos insertos y trabajamos en él, tengamos una mirada crítica de cómo lo estamos haciendo y seamos audaces para hacer propuestas de futuro, cambiar los modelos y romper los esquemas autoimpuestos. De esta manera, podremos responder a los tiempos que corren y entregar y mostrar a la sociedad todas las ventajas que el sector forestal nos ofrece.

Los contratistas forestales somos la parte inicial de la cadena productiva y estamos insertos en los territorios como primera línea en el contacto con las comunidades locales. Nuestro papel es vital, ya que nos relacionamos directamente con los que están al lado de los bosques, con sus vecinos. En esta relación en terreno es donde el aporte de los contratistas adquiere relevancia. Debemos ser responsables socialmente con los caminos, en la contratación de trabajadores locales, en el uso y consumo de servicios locales, de tal manera que la actividad forestal sea reconocida y valorada por su aporte a la comunidad.
Creo que el principal desafío de Futuro Madera es reunir a la mayor cantidad de organizaciones relacionadas, que definamos un discurso común y nos pongamos a trabajar en ello. Hay que relevar la sustentabilidad y sostenibilidad del bosque y de las plantaciones productivas, su efecto en el cambio climático, la vital captura de CO2, sus servicios ecosistémicos, la construcción en madera y el reemplazo de productos sintéticos por aquellos derivados de la fibra de madera.
La economía del futuro es verde y ésta los bosques, ya sean nativos o plantaciones productivas, nos entregan una solución basada en la naturaleza.”

Alejandro Casagrande, presidente de Corma, regiones del Biobío y Ñuble 

“Nos parece una iniciativa extraordinaria. Tenemos la posibilidad de reunimos y dialogar con distintos gremios, instituciones, dirigentes sindicales, trabajadores y vecinos del mundo de la madera. Lo fundamental aquí es dialogar y dialogar, sobre lo que podríamos mejorar y también abordar aquellas cosas que nos hace sentir orgullosos de pertenecer a este maravilloso mundo, para así construir de forma colaborativa un Chile y un mundo más sostenible, con soluciones basadas en la naturaleza.
Corma es una asociación gremial forestal diversa, que representa a 150 empresas pequeñas, medianas y grandes dedicadas al cultivo y manejo sostenible de bosques, producción de madera y fibra, al transporte y exportación de sus productos y que está comprometida con el desarrollo sostenible de Chile y el planeta, que promueve el desarrollo de una actividad en armonía con sus comunidades y trabajadores, la protección del medio ambiente y la innovación con foco en las Pymes.
Nosotros representamos a actores que forman parte de toda la cadena logística del sector forestal, desde los viveros hasta los puertos por donde se exportan los productos forestales, y vemos un compromiso transversal con la visión de Futuro Madera.
Somos conscientes de la nueva era que se viene, la que está marcada por oportunidades y amenazas, el calentamiento global y la crisis del cambio climático, son una tremenda amenaza, y esto, para al mundo de la de la madera, significan tremendas oportunidades.
Chile tiene una potente vocación forestal, el 24% del territorio nacional está poblado de árboles y bosques, y frente a la crisis climática no podemos desaprovechar esa oportunidad, el futuro será de madera. Los combustibles fósiles, el cemento y el plástico entre otros, tienen una gran huella de carbono y generan desechos. Si queremos combatir la crisis del cambio climático, debemos pasar a una economía basada en productos y energías amigables con el medio ambiente y que no generar residuos.  Debemos dejar de ver a los bosques como solo generadores de madera, sino que además como productores de otros múltiples servicios ecosistémicos, tales como la recreación, control del ciclo hidrológico, protección de suelos y recolección de hongos, frutos, hierbas, entre otros.”

Rodrigo O ‘Ryan, presidente de la Asociación Chilena de Biomasa

“Me parece una excelente iniciativa ya que comienza a congregar y unir a un sector muy relevante para la sociedad, para el medio ambiente y la economía. Por todos lados vemos señales de la necesidad de cambiar las cosas, de reducir el consumo de combustibles fósiles, los materiales que contaminan al terminar su uso, de reciclar, capturar y fijar carbono y una larga lista de necesidades relacionadas al cuidado del medio ambiente, ligado al desarrollo económico y social. Vale decir, pasar de una economía hacia una BIOeconomía. Es ahí donde el sector forestal tiene aportes enormes y las proyecciones son igual o más prometedoras. 
La Asociación Chilena de Biomasa, AChBIOM, es parte del encadenamiento productivo del sector forestal. Utilizamos subproductos para generar energía, ya sea para los propios procesos industriales del sector, como de otros sectores, incluyendo el uso para calefacción doméstica. Entonces, cuando desde Futuro Madera planteamos tener un Chile verde y sustentable, con soluciones basadas en la naturaleza, como gremio nos planteamos el objetivo de potenciar el uso de la energía renovable que nos entrega el sector forestal. Todo esto, dentro de un concepto integral de Bioeconomía, en el cual trabajamos integrados con los otros sectores involucrados en las áreas de Biomateriales y Bioproductos, así como con los prestadores de servicios que trabajan transversalmente para todos, ocupando un rol fundamental en todo este desarrollo.
Debemos informar más sobre el sector y esta visión de potenciar soluciones basadas en la naturaleza, obtenidas de modo sostenible. Hay que trabajar para derribar muchos mitos que la gente ha acogido y que no son reales, en especial, lo asociado al impacto ambiental de la actividad.  Por otro lado, debemos ser capaces de transmitir cada una de las bondades de las soluciones planteadas. Que la gente asocie estas soluciones que tanto se aplauden y disfrutan, con la actividad forestal. Hay una disociación entre la actividad forestal y las soluciones basadas en la naturaleza que tanto amamos. Todos amamos los muebles, casas, puertas de madera. Preferimos las bolsas de papel a las plásticas. Nos gustaría descarbonizar la energía que utilizamos, pero nos calentamos con gas o electricidad de una matriz mayoritariamente fósil. Ocupamos productos químicos obtenidos sintéticamente cuando podríamos obtenernos desde los árboles. Incluso, podemos reemplazar fibra sintética y hasta pilas, por materiales obtenidos desde el sector forestal. Esto es algo muy grande y nos alegra mucho que existan iniciativas internacionales y locales como “Chile Potencia Forestal Mundial” en la Comisión Desafíos del Futuro del Senado que empiecen a trabajar en ello. Finalmente, es claro que hay tareas pendientes. Debemos también acoger las críticas y sugerencias de sectores relevantes como la academia, los ambientalistas, gobiernos regionales, PyMES, entre otros, para que nadie se sienta marginado ni perjudicado.
La urgencia es lograr que los chilenos, así como los finlandeses, los neozelandese y los canadienses, se sientan muy orgullosos de su sector, contribuyendo, y participando en su desarrollo. Hago el llamado a cada chileno, que sueñe en un mundo verde, moderno, sostenible, a que apoye a la red Futuro Madera. 

Michel Esquerre, presidente de PymeMad

“Fututo Madera es una iniciativa que no se había visto en el sector y que muestra que las grandes empresas están abriendo los espacios de dialogo y dejando atrás la lógica de invalidación de nuevos interlocutores. Hay que entender que todos los actores del sector son válidos y tienen una opinión, visión e ideas que pueden ayudar a generar una mejor imagen del ecosistema productivo forestal que está muy cuestionado por la opinión pública, algunas veces construida desde una animadversión sesgada e ideologizada. No hay que negar que en el sector hubo errores comunicacionales, de gestión, sustentabilidad, encadenamiento y relacionamiento comunitario, que se arrastran por años. Debemos entender que en el mundo forestal nadie sobra y se debe velar por todos los actores que lo conforman.
Nosotros, junto a Achbiom, Acoforag y Aprobosque somos parte de los impulsores iniciales de esta red de diálogo, por lo que estamos alineados con los objetivos y somos los primeros en querer que este esfuerzo signifique un antes y un después para el sector. La vida de las personas en los territorios, la valoración de esta actividad y la sostenibilidad de ella necesita de miradas distintas a las tradicionales y nosotros aportamos con nuestros dolores, riesgos y con posibilidades futuras de desarrollo. Las personas y las comunidades donde operamos deben sentirse parte de las decisiones que se toman.
Existen muchos desafíos, pero hay algo que llama profundamente la atención y es que las personas aman la madera como material, pero ese amor esta disociado con el bosque y la actividad forestal, como si la madera viniera de otro lugar y no de la cosecha de los bosques productivos. Eso es lo que buscamos con Futuro Madera.

Para más información ingresa a www.futuromadera.cl 

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios