El interminable camino

El interminable camino

El interminable camino

Los días, meses y años transcurren de manera inexorable, así como los ataques a las faenas forestales. Ya son casi nueve años aguantando y el agotamiento por la condición de riesgo en el trabajo nos sigue perturbando y no nos permite avanzar.
Como gremio necesitamos seguir adelante con nuevas propuestas de trabajo, desarrollando tecnología e innovando en los procesos y en cómo nos relacionamos con el medio ambiente y con las comunidades locales. Necesitamos también avanzar en la búsqueda de mejoras en las relaciones contractuales de los contratistas con las empresas principales y en modificar las normas legales que nos rigen. Estas debiesen ser nuestras actividades normales como Asociación Gremial, pero lamentablemente de manera recurrente debemos sobrellevar el riesgo en nuestro trabajo, el conflicto, la violencia y la muerte que domina el ambiente en los bosques productivos de las regiones del sur. 
La Asociación de Contratistas Forestales se ha transformado en un rehén de la violencia, es inherente al trabajo que realizamos y lamentablemente no nos podemos separar de ella. No es normal que nos acostumbremos a convivir con los peligros y riesgos para la vida de los trabajadores forestales y con la destrucción de tecnología de punta en la que los contratistas hemos invertido para alcanzar productividades que nos permiten, como sector, competir con los países forestales más importantes del mundo. 
Este año 2022, César Millahual, Benjamín Cuevas, Alejandro Carrasco y Segundo Catril, todos trabajadores forestales, han sido asesinados en sus lugares de trabajo, en el bosque. Ellos y sus familias son los mudos testigos de una violencia irracional que nos cubre y aplasta con fuerza. Ellos son los mártires de esta declaración de guerra a la industria maderera que no tiene control. Son los mudos testigos de un Estado, que, de manera cobarde e irresponsable, ha abandonado a los habitantes de esta parte del país, los que buscan en el trabajo legal y formal, el camino para mejorar su calidad de vida y la de sus familias. 
Ante estas acciones repudiables nos preguntamos: ¿Es que la vida de estos trabajadores tiene un valor distinto a otras vidas? ¿Qué hace que el Estado en su conjunto demore y alargue una solución efectiva a una demanda histórica del pueblo mapuche? ¿Será una solución racional para el país, eliminar la industria forestal acogiendo así, el deseo de organizaciones terroristas que buscan instalar actividades ilícitas en estos territorios?
Hay muchos que opinan que la violencia en el sur es de larga data y que existe un problema histórico real no resuelto de “reivindicación territorial “, pero pocos quieren entender que esas justas demandas han mutado y han sido capturadas y usadas por grupos terroristas y anarquistas que persiguen, a través de ese discurso, utilizar la violencia y el terror para mantener un lucrativo negocio de drogas, tráfico de armas, robo de madera, receptación de vehículos robados y abigeato.
Mantenemos la esperanza en que las nuevas autoridades enfrenten este grave problema de manera seria. Por nuestra experiencia recogida en estos años, creemos que se requieren abrir espacios de diálogo con interlocutores validados por las comunidades y con información real de los territorios reclamados. Así también, planificar estrategias frente a la violencia de la que nos acostumbramos a ser víctimas. Reclamamos de los parlamentarios hacer los cambios necesarios en la legislación, para entregar nuevas herramientas legales a los fiscales para investigar y procesar a quienes son parte de las organizaciones terroristas conocidas por todos. Es fundamental también la incorporación de proyectos de desarrollo local y regional, así como el apoyo desde todas las instituciones a las Policías y Fuerzas Armadas, pero, por sobre todo, de voluntad política del gobierno de turno para solucionar un problema que se arrastra ya por muchos años.
Los contratistas forestales queremos llegar al final del camino, queremos volver a trabajar en paz, con seguridad y seguir construyendo un mejor país desde lo forestal y maderero.

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios