Paisaje: la clave del trabajo actual y futuro de ARAUCO

Paisaje: la clave del trabajo actual y futuro de ARAUCO

Paisaje: la clave del trabajo actual y futuro de ARAUCO

Paisaje Productivo Protegido es el modelo de gestión que ARAUCO está comenzando a implementar luego de un arduo trabajo para definir los paisajes y sistemas de escala local que serán claves para el desarrollo sustentable de los territorios. 

Este modelo es una forma de ver el territorio a escala de paisaje, lo que permite integrar la producción de la empresa con la conservación del medioambiente y la biodiversidad en un contexto de promoción y desarrollo económico y social. “Nuestro objetivo es poder configurar nuestra forma de hacer las cosas con la mirada local, con los desafíos de cada territorio, buscando ser, desde lo productivo, protagonistas del buen desarrollo de los distintos lugares de los que somos parte. No queremos ser parte de un problema, sino ser parte de la solución”, afirma Ricardo Austin, Gerente de Patrimonio de ARAUCO.
Para esto, la empresa configuró su operación en 22 paisajes teniendo cinco grandes desafíos:
•    Dialogar: Construcción de alianzas con el territorio a través del diálogo permanente 
•    Proteger: Incorporar procesos de buenas prácticas y mejora continua en materia ambiental, monitoreo de biodiversidad y de variables socio ambientales.
•    Producir: Planificación de uso y manejo de la operación con escala local.
•    Conocer: Comunicación interna y externa amplia, conocer y que nos conozcan.
•    Contribuir: Desde lo que hacemos, en una relación virtuosa con los distintos territorios.

¿Qué es un Paisaje Productivo Protegido, PPP?

Es un territorio delimitado, que incluye tanto áreas de producción como áreas de protección ambiental en armonía y vinculadas con el entorno y desarrollo social. Estas son administradas bajo un modelo de gestión que contribuye a la integración de elementos que son propios de cada lugar, así como la agrupación de esfuerzos y asociatividad entre los actores del territorio, públicos y privados. 

Desde cada paisaje se planifica la actividad productiva. ¿Por qué? Porque gracias a la operación se generan recursos humanos, económicos, técnicos y otros necesarios para la preservación del entorno natural y del desarrollo de actividades de fortalecimiento económico y social. Así, la gestión forestal, en este caso, todo el proceso, desde la plantación hasta el abastecimiento, pasa a ser parte de la “solución” y no el motivo de las controversias. 
En estos PPP está presente la identidad local, los atributos productivos, así como otras actividades económicas específicas y tradicionales (agrícolas, frutícolas, industriales, mineras, agropecuarias); las comunidades y el componente social y cultural, así como los aspectos ambientales tanto de ARAUCO como de otros actores.

¿Por qué generar este modelo?

Porque la empresa busca una gestión responsable y sustentable de la producción forestal, haciendo que ésta complemente y potencie el desarrollo social y ambiental de los territorios. “Porque tenemos una trayectoria y un valor que hoy podemos multiplicar en cada territorio conservando sus tradiciones e identidad local; generando alianzas con actores locales y, en especial, transformándonos en una empresa que genera bienestar para los vecinos tanto a nivel económico, como ambiental y social”, señala Juan Anzieta, Gerente de Personas, Medio Ambiente y SSO. 
“Y porque es un camino que fortalece nuestro propósito como compañía: Contribuir a mejorar la vida de las personas, desarrollando productos forestales para los desafíos de un mundo sostenible”, añade Austin.

Programas de desarrollo

Actualmente la empresa posee distintos programas de desarrollo y vinculación con vecinos los que se ponen a disposición de los paisajes a fin de potenciar su impacto territorial. 
•    Desafío Agua: Creado hace siete años ha impactado a más de 40 mil personas con mayor infraestructura para una mayor y mejor acceso al recurso.
•    Restauración y Bosque Nativo: la meta es restaurar 50 mil hectáreas con bosque nativo.
•    No+incendios: existe un robusto programa de prevención de incendios que año a año impacta a más de 3.000 personas entre niños, jóvenes y vecinos que se realiza en conjunto con actores locales y nacionales como Conaf, Bomberos y Carabineros.
•    Bosque Abierto: Como su nombre lo indica, busca abrir el patrimonio de la empresa para conocer la enorme diversidad de paisajes y actividades que ofrece la naturaleza en torno al deporte, recreación, turismo, cultura, educación e investigación. 
•    Viviendas: busca promover el acceso a la vivienda para trabajadores, colaboradores de empresas proveedoras de servicios y familias del área de influencia de la empresa. Esto se logra a través de planes de acompañamiento técnico en la postulación a subsidios públicos, apoyo financiero para la contratación de terceros expertos para desarrollo de proyectos, búsqueda y evaluación técnica de terrenos para fines habitacionales y colaboración y alianza con organismos públicos y privados.

Trayectoria de vinculación

ARAUCO posee en Chile un patrimonio de 1.050.246 hectáreas, de las cuales 74% son productivas y 26% de bosque nativo; presencia en siete regiones con relacionamiento en 120 comunas. Desde hace una década ha implementado en su Manejo Forestal acciones y estrategias para gestionar sus operaciones bajo exigentes estándares internacionales privilegiando la compatibilidad entre los aspectos económicos, ambientales y sociales. 
En su operación en Argentina, la empresa puso en marcha este modelo hace un par de años logrando importantes resultados en la relación con sus vecinos. “Es, definitivamente, una oportunidad concreta para que nuestra operación multiplique su puesta en valor en cada territorio conservando sus tradiciones e identidad local; generando alianzas con actores locales y, en especial, transformándonos en una empresa que genera bienestar para los vecinos tanto a nivel económico, como ambiental y social”, dice Austin, quien puso en marcha este mismo programa cuando lideró la operación forestal en el vecino país. 
“Pocas empresas en el mundo tienen la posibilidad de trabajar tan a largo plazo como la nuestra. De hecho, en ARAUCO planificamos y trabajamos a 25 o 12 años plazo según sea la especie (pino o eucalipto) y, en este contexto, lo que hagamos hoy tendrá impacto en generaciones que aún no han nacido, entonces, esta forma de gestionar y administrar el patrimonio nos permitirá pensar en la sustentabilidad del territorio preservándolo para las futuras generaciones, y en especial, que ARAUCO sea un vecino más”, dice Anzieta. 

 

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios