El trabajo de la mujer en servicios forestales

El trabajo de la mujer en servicios forestales

El trabajo de la mujer en servicios forestales

La Asociación de Contratistas Forestales AG, ACOFORAG, ha estimado de sumo interés la realización de una primera investigación sobre la real participación de mujeres en el sector contratista forestal. A través de una encuesta online dirigida a 29 empresas vía correo electrónico y WhatsApp se buscó tener una aproximación a las características del trabajo de ellas en un sector que habitualmente es realizado por hombres. 
La encuesta demoró en su respuesta entre 15 a 30 minutos y fue respondida entre el 20 de octubre y 1 de diciembre de 2021 y se obtuvo una tasa de respuesta de un 28,7%, lo cual está dentro de lo esperado para encuestas complejas.    
Este artículo es el primero de dos en donde se analizará los resultados y la situación de la participación de la mujer en el sector contratista forestal y se abordan aspectos generales del tipo, la localización y el tamaño de las empresas donde ellas trabajan. También se comparan estos datos con los de sus contrapartes masculinas, de manera de conocer si existen diferencias significativas entre ambos sexos en términos de participación. 

Los resultados muestran la participación global de hombres y mujeres en el sector contratista forestal, estando en un 96% y un 4%, respectivamente.  Es decir, el sector forestal, en general, es un sector altamente masculinizado; se podría decir que en promedio existen 95 trabajadores por empresa, mientras que existen en promedio 4 trabajadoras por empresa. Otra información importante lo revela la desviación estándar donde existe una alta dispersión de trabajadores: es decir, pueden con frecuencia existir empresas de menos de 10 personas, así como aquellas de hasta 200 personas. En el caso de organizaciones con trabajadoras es mucho más frecuente encontrar empresas que tienen entre 1 a 7 mujeres, estando el valor típico (la moda, valor que más se repite dentro de una distribución de datos) en tres mujeres por empresa.

En general, la mayor parte de las empresas forestales que participaron del estudio fueron de cosecha mecanizada (51,7%) y de transporte forestal (20,7%). Empresas de silvicultura (17,2%) y de otro tipo (17,2%) estuvieron también ampliamente representadas. Es decir, la mayor parte de las empresas de la muestra eran aquellas donde se efectúan operaciones primarias en el bosque, con fuerte presencia de mecanización y personal adaptado a maquinaria compleja de operar. 

En términos de localización, la mayoría de las empresas de la muestra seleccionada (55,2%) pertenecían a la región de Biobío (Tabla 3), seguida de la de Ñuble (17,2%) y de las regiones de La Araucanía (10,3%) y Los Lagos (10,3%). Si consideramos que, hasta no hace mucho tiempo la región de Ñuble era parte de la de Biobío, se podría decir que un 72,4% de las empresas eran socios con su casa matriz en la antigua región de Biobío.   

El Servicio de Impuestos Internos (SSI) entrega una clasificación útil por ventas anuales para determinar el tamaño de la empresa. Es así como la mayoría de las empresas contratistas forestales (68,9%) de la muestra seleccionada estaba en el rango de mediana a gran empresa. Pese a lo espectacular que pudiese parecer esta facturación, esta no revela en ningún caso las utilidades reales de las empresas, ni las pérdidas que ha sufrido el sector, debido a la inseguridad que se vive en la zona sur en los últimos años. 

En otro ámbito, la mayoría del personal masculino (81,4%) se concentra en el área de operaciones, mientras que la mayoría del personal femenino (71,1%) se concentra en el área de administración. Cabe destacar que el área de prevención de riesgos y medio ambiente es un área mayoritariamente ocupada por mujeres (4,1%) teniendo una menor participación (1,5%) relativa los hombres, si bien en términos absolutos hay más hombres que mujeres. Al igual como se comentó al inicio, el sector contratista forestal está fuertemente masculinizado, existiendo en total 2.592 hombres (95,5%), versus 121 mujeres (4,5%). 

El estudio también muestra el tipo de contrato mayoritario según el sexo del personal contratista forestal y refleja que prácticamente la mayoría absoluta (89,7%) -en ambos sexos- mantiene un contrato indefinido, no existiendo grandes diferencias prácticamente entre el tipo de contrato según sexo. Es decir, sin importar si se es hombre o mujer, existe un 90% de probabilidades de contar con un contrato de carácter indefinido al interior de una empresa contratista forestal. 

Una alta proporción (48,3%) de las empresas no tiene mujeres en cargos directivos o de responsabilidad. De manera importante un 24,1% de las empresas del sector contratista forestal tiene mujeres como gerentes de mando medio, y notablemente, un 37,9% mantiene mujeres como socias o directoras de sociedades empresariales. Se debe ser cauto con este último dato pues que exista casi un 40% de mujeres como participantes de una sociedad no significa que estas tengan participación real en los directorios de estas sociedades.

Como conclusión general de la primera parte de este artículo se puede afirmar que, en general, aún existe una participación laboral femenina muy baja -no supera el 5%- en el sector contratista forestal chileno. En general, las empresas forestales donde trabajan mujeres son de mediano a gran tamaño y, si bien cada vez existen más mujeres en sociedades empresariales, esto no quiere decir que tengan un rol activo en dichas sociedades. Cabe señalar, por último, que la mayoría (71,1%) de las mujeres que trabaja en empresas de servicios forestales trabaja en cargos administrativos, es decir fuera de las operaciones de terreno en el bosque. De hecho, solo se encontró un 15,7% de personal femenino participando en el área de operaciones forestales.
En la segunda parte de este artículo, en la siguiente edición de la revista digital Contratistas Forestales, abordaremos la relación entre los ingresos, el estrato etario (de edad) y el sexo de los trabajadores forestales, para poder responder a la pregunta de si existe -por ejemplo- la conocida brecha de género en el sector contratista forestal. O si también existe algún tipo de brecha en términos de las edades del personal de las empresas forestales. Por último, extraeremos algunas conclusiones relevantes derivadas de los resultados de la aplicación de esta primera encuesta de participación de las mujeres en el sector contratista forestal chileno. 

Related Posts:

0 comentarios

    There are no comments yet.

Enviar comentarios